Región Orinoquia

El paisaje natural se nos presenta como una inmensa llanura cubierta de pastos, matorrales y bosques. La zona septentrional de la Región, entre los Ríos Arauca y Meta, se denominan comúnmente Llanos del Casanare. La zona del Bajo Orinoco, entre los Ríos Meta y Guaviare, cubierta de matorrales y bosques, se denomina Llanos de San Martín.

El eje geográfico de la Región es el río Orinoco, cuyas llanuras se extienden en Colombia y Venezuela; por ello a los Llanos también se les ha llamado Región Orinoquia.

Esta Región Llanera es rica en pastos naturales, por lo cual es esencialmente propicia para la ganadería, la cual fue introducida por los jesuitas en el siglo XVII.

El ambiente geográfico de sabana, imprime un estilo de vida que se refleja en el el Folklor Llanero; el paisaje de llanura, embarcado en la inmensidad de los pastos y la ganadería, como actividad principal de la Región

El tipo humano predominante en los Llanos es el mestizo, con supervivencias hispánicas, indígenas y negras. Algunos grupos de indígenas existen esparcidos en la región: Achaguas, Guahibos, Piapocos, Tigreros, Guayaberos y Guavaros.

Los Llaneros viven en los hatos y tienen en su vida tres elementos inseparables: el caballo, la silla de montar y la soga para enlazar. El Llanero sobre su caballo es un centauro; con su intrépida lanza escribió las mas gloriosas paginas en la Campaña Libertadora y en su resistencia al gobierno español ; por ello siempre se dice que el Llanero ama la Libertad, como su propia vida.

Los Llanos Orientales viven permanentemente produciendo magia, porque allí es donde viven los llaneros de a caballo. Esos hombres son los que componen la música, escriben las canciones, elaboran los utensilios, narran los cuentos, tejen los chinchorros; toda una manera de vivir, de sentir, toda una cosmovisión que se transmite de generación en generación

 

Debido a la circunstancia del ambiente, a las formas de trabajo (vaquería, montar a caballo), su música, sus leyendas, su vivienda, el llanero utiliza un traje fresco, liviano y sencillo. A través del tiempo han existido diferentes tipos de trajes por la presencia de culturas foráneos y los avances en los tejidos, pero actualmente es como se describe al comienzo.
El vestido con el que se baila el joropo (danza tradicional llanera) es en la mujer una falda ancha de pisos que cae al tobillo en la que se gastan siete varas de tela de fondo claro o rojo y con flores, sobre la costura de cada piso lleva ojalón (cinta). Se utiliza enagua y combinación ancha. La blusa de manga tres cuartos, cuello alto, adornado con cintas y botonadura atrás en el mismo color de la falda, enterizo (pegado falda y blusa), cotiza de suela y lazos de cinta que adornan la cabeza. Hoy, se usa la misma falda pero en el borde lleva encaje ancho y va a media pierna; blusa blanca con escote, arandela y manga corta. La mujer llanera prefiere llevar el cabello suelto con un cayeno.

El hombre en un comienzo usaba pantalón blanco remangado a media pierna (para cruzar el río), camisa blanca o roja sin cuello. También pantalón negro con camisa blanca. En algunas ocasiones usaban vestidos completos color kaqui, camisa que bajaba suelta por encima del pantalón. Usaba sombrero alón prefiriendo el peloeguama por lo pesado para garantizar que en la carrera del caballo o zapateo no se caiga, es de color negro o araguato